A propósito del conflicto social en el país, la consultora multinacional de RR.HH. Randstad realizó una encuesta a más de 2 mil 500 trabajadores para evaluar cómo las empresas están abordando este problema, además de conocer de qué forma, y en qué nivel, la actual situación podría estar afectando a los empleados en cuanto a miedo a perder el empleo y productividad.
En este sentido, el estudio reveló que 75% de las compañías está implementando políticas de flexibilidad laboral desde que estalló la crisis, el 18 de octubre. De éstas, las más utilizadas son: permisos para entrar más tarde o salir más temprano de la oficina (37%), la posibilidad de que cada área evalúe las medidas día a día dependiendo del desarrollo de las manifestaciones y el funcionamiento del metro (34%) y home office (15%).
En menor medida se encuentra la finalización de la jornada anticipada para las personas que viven en zonas de mayor conflicto (7%); mientras que un 7% de los participantes señaló que su organización ha puesto en marcha todas las iniciativas mencionadas anteriormente. Al respecto, Natalia Zúñiga, directora de marketing & comunicaciones de Randstad, dice que en instantes como este es imprescindible la cercanía de los jefes con sus equipos y establecer mecanismos efectivos y oportunos de comunicación, con el objetivo de conocer la realidad de cada uno, revisar los permisos que se deben otorgar caso a caso para no poner en riesgo la integridad de los trabajadores y ver qué modelos implementar para no afectar la productividad con las herramientas disponibles.
Por otro lado, la ejecutiva agrega que la situación que vive el país no solo ha tenido repercusiones negativas para quienes deben sobrellevar largas jornadas de desplazamiento; sino que también el sondeo revela que ha generado efectos adversos en la salud mental de las personas. “De hecho, el 79% de los encuestados sostiene que ha sentido estrés o ansiedad en el trabajo producto del escenario actual. Los más afectados son las personas entre 35 y 44 años, con 31% que afirma encontrarse en un estado emocional fuera de lo habitual; seguidas por aquellas entre 25 y 34, con 28%; y en tercer lugar por empleados que van de 45 a 54 años, con 16%. Los mayores de 55 se han visto menos perjudicados, con 3%; al igual que los jóvenes entre 18 y 24, con 1%.

Guía de Salud